ESPIROMETRÍA

¿Qué es?

La espirometría es un estudio rápido e indoloro en el cual se utiliza un dispositivo manual denominado "espirómetro" para medir la cantidad de aire que pueden retener los pulmones de una persona (volumen de aire) y la velocidad de las inhalaciones y las exhalaciones durante la respiración (velocidad del flujo de aire).

Este estudio se utiliza en niños mayores de 5 años y en adultos. El espirómetro está formado por dos piezas: una boquilla y un tubo que se conecta a una máquina, que registra y muestra los resultados.

¿Por qué se realiza?

La espirometría les indica a los médicos si los pulmones están funcionando correctamente. Se utiliza para ayudar a diagnosticar y monitorear las enfermedades que afectan a los pulmones y dificultan la respiración, como el asma, enfermedad pulmonar crónica del adulto y la fibrosis quística. También puede utilizarse para lo siguiente:

  • determinar la causa de la falta de aire, la tos o las sibilancias

  • monitorear el tratamiento de problemas respiratorios

  • evaluar el funcionamiento de los pulmones antes de una cirugía

  • evaluación de personas que practican algún deporte

  • estudio indispensable antes de ingresar a un trabajo.

 

 

 

 

 

Preparación

Antes del estudio, el paciente debe EVITAR tomar medicamentos contra el resfriado, cafeína, bebidas carbonatadas y exponerse al humo del tabaco.

Si el paciente o su hijo está tomando algún medicamento, es posible que el médico le pida que deje de hacerlo durante una cierta cantidad de tiempo antes del estudio. Quizás el médico también le pida que haga practicar a su hijo para el estudio; puede simular que está soplando las velas de su pastel de cumpleaños o que está soplando para hacer girar un rehilete.

El día del estudio, el paciente no debe usar ropa ajustada que pueda interferir con su capacidad para inhalar y exhalar profundamente.¿Qué es?La espirometría es un estudio rápido e indoloro en el cual se utiliza un dispositivo manual denominado "espirómetro" para medir la cantidad de aire que pueden retener los pulmones de una persona (volumen de aire) y la velocidad de las inhalaciones y las exhalaciones durante la respiración (velocidad del flujo de aire).Este estudio se utiliza en niños mayores de 5 años y en adultos. El espirómetro está formado por dos piezas: una boquilla y un tubo que se conecta a una máquina, que registra y muestra los resultados.¿Por qué se realiza?La espirometría les indica a los médicos si los pulmones están funcionando correctamente. Se utiliza para ayudar a diagnosticar y monitorear las enfermedades que afectan a los pulmones y dificultan la respiración, como el asma, enfermedad pulmonar crónica del adulto y la fibrosis quística. También puede utilizarse para lo siguiente:determinar la causa de la falta de aire, la tos o las sibilanciasmonitorear el tratamiento de problemas respiratoriosevaluar el funcionamiento de los pulmones antes de una cirugíaevaluación de personas que practican algún deporteestudio indispensable antes de ingresar a un trabajo. PreparaciónAntes del estudio, el paciente debe EVITAR tomar medicamentos contra el resfriado, cafeína, bebidas carbonatadas y exponerse al humo del tabaco. Si el paciente o su hijo está tomando algún medicamento, es posible que el médico le pida que deje de hacerlo durante una cierta cantidad de tiempo antes del estudio. Quizás el médico también le pida que haga practicar a su hijo para el estudio; puede simular que está soplando las velas de su pastel de cumpleaños o que está soplando para hacer girar un rehilete.El día del estudio, el paciente no debe usar ropa ajustada que pueda interferir con su capacidad para inhalar y exhalar profundamente

 

© 2018 by Centro Especializado en Pediatría, Neumología y Alergias Respiratorias. Created by CARJUA Design

 

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic